Las cinco formulaciones que cambiarán tu piel

February 13, 2019

 

El uso de las preparaciones especiales de arcilla para mascarillas son una opción fácil y rápida para aplicarte en casa. 

 

Algunos de los beneficios que obtendrás con su uso frecuente son:  

  • Solución antiedad (Por su alto contenido de minerales rejuvenecen la piel).

  • Ayudan a desinflamar y calmar la piel.

  • Revitalizan el sistema circulatorio porque vigorizan la piel mientras mejoran la circulación de la sangre optimizando la oxigenación y dando una excelente apariencia a tu piel.

  • Favorecen la regeneración de la epidermis.

  • Combaten piel grasa y acneica (absorben el exceso de grasa, polvo y toxinas que dañan la piel) sin resecarla.

  • Ayudan a exfoliar, eliminando las impurezas y suavizando zonas rugosas incluyendo rodillas, codos y pies.

  • Liberan la piel de toxinas, es decir, desintoxican y su uso regular elimina células muertas de la superficie del rostro (dan una limpieza profunda), remueven los desechos acumulados en los poros y proveen un resplandor saludable y liso.

  • Humectan la piel.

  • Aceleran el proceso de cicatrización.

  • Cierran poros abiertos.

  • Mejoran el tono de la piel.

  • En el cuerpo previenen la aparición de estrías, reducen la flaccidez y actúan contra la celulitis.

  • Se usan en general para combatir contracturas musculares.

  • Mejoran tensiones generales.

  • Ayudan a mitigar dolores de las articulaciones y músculos.

Dentro de las preparaciones especiales de arcilla las hay para diferentes tipos de pieles, las puedes emplear en elaboración de mascarillas faciales o corporales. En Biocosmética MYO Natural® puedes encontrar gran variedad dependiendo de tus necesidades:

 

PARA PIEL MADURA: Especialmente para pieles con arrugas y poca elasticidad ya que combate el envejecimiento mientras mantiene la piel suave. Se utiliza para hidratar y sirve para prevenir el envejecimiento precoz de la piel. Su color rojizo lo debe a un mayor contenido de hierro lo que le otorga propiedades astringentes, antiinflamatorias y descongestivas. También es recomendable para pieles con problemas de dermatitis. Actualmente es conocida como la arcilla más curativa, pues provee a la piel de una excelente regeneración celular; cabe destacar que es  altamente recomendada para personas con problemas como celulitis. También se utiliza como complemento al tratamiento antiestrés.

 

PARA PIEL GRASA: Es muy rica en oligoelementos y tiene una gran capacidad de absorción, regulando el exceso de grasa siendo altamente purificante, por lo que está particularmente indicada para pieles grasas y mixtas. Es la verdadera arcilla para el acné, como tonificante y estimulante de la piel, contra edemas, contra infecciones y además como analgésico y cicatrizante. También se la puede utilizar para tratar lesiones, dolencias e inflamaciones. Tan famosa y puesta de moda en Europa desde hace décadas por sus propiedades benéficas es revitalizante, oxigenante y energizante. Da mayor irrigación sanguínea iniciando un proceso natural de limpieza, ayuda a eliminar el enrojecimiento y calma la piel.

 

PARA PIEL DELICADA: Para pieles que requieren un tratamiento suave, esta preparación es especial, da confort a la piel y la mantiene limpia y purificada mientras la cuida.

 

PARA PIEL NORMAL O MIXTA: Es la más noble de todas y es utilizada para desintoxicar la piel principalmente aquellas que tienen exceso de sebo, que son precursoras del acné, se puede utilizar como una variante más para tratar acné o simplemente para mantener la piel normal a tono y purificada. Además tiene una acción antiinflamatoria y absorbente muy eficaz.

 

PARA PIEL JOVEN: Tiene un alto poder desintoxicante, antibacteriano y cicatrizante , es una aliada perfecta para eliminar impurezas de la piel y ayudarla en su regeneración celular, se recomienda su uso para pieles jóvenes o pieles secas, pues  aporta luminosidad y deja la piel lisa y suave, también ayuda a aclararla.

 

Cada preparación que se maneja cubre las necesidades de acuerdo a la edad y tipo de piel que tengas y se encuentra enriquecida con elementos especiales para ello. Son arcillas naturales que llevan un proceso de secado naturalmente, molienda, cribado y desinfectado. Elige la que mejor se adapte a tus necesidades.

 

A diferencia de otras terapias naturales la geoterapia tiene un costo justo y no posee contraindicaciones, salvo que no se debe utilizar en heridas abiertas. Es fácil de aplicar, sólo requieres alrededor de 20 minutos y se pueden preparar un sin número de mezclas.

 

PREPARACIÓN:

Fácil y rápido, sólo utiliza la cantidad de arcilla que vayas a consumir en ese momento, para una mascarilla facial por ejemplo la cantidad que te recomendamos es de 3 cucharadas rasas  de arcilla  +  4 cucharadas de agua o puede ser té. Utiliza  cuchara y recipientes que no sean metálicos. Mezcla e incorpora bien hasta conseguir una consistencia uniforme, sin grumos, de ser necesario añade  más líquido (la consistencia ideal  es cremosa pero fluida se puede comparar con la de un yogurt para beber).

 

La aplicación la puedes llevar a cabo con una brocha especial o con las yemas de los dedos haciendo movimientos circulares, cubriendo bien toda la cara y extendiendo uniformemente  la pasta como si estuvieras pintando, sin que queden plastas ni tampoco zonas sin cubrir. Respeta el contorno de la boca y de los ojos.  Es necesario esperar a que seque la mascarilla en todas las zonas del rostro, evita gesticular demasiado durante el secado para un mejor resultado.  Cuando la arcilla se ha secado tendrá un tono más claro, si utilizas diferentes tipos de líquidos al agua el secado puede demorar un poquito más, de cualquier manera con un reposo de 25 minutos es más que suficiente para proceder a retirar tu mascarilla. Emplea agua sobre la cara o bien usa una esponja húmeda para comenzar a retirarla la mascarilla de tu cara.